DENISE WEBB

Multicultural y ciudadana del mundo desde que nació en Bogotá, Colombia, Denise Webb, hija de norteamericano y colombiana, fue criada en varios continentes. El haber estado expuesta a distintas culturas, al arte, a las antigüedades y a tantos otros elementos de un vivir estético y sensible, la llevó a compartir su estética y estilo a través de los textiles y el diseño interior.

Denise estudió

Comunicación Social e Historia de Arte

en New York University
j

Diseño Interior

en New York School of Interior Design

Diseño Interior

en Linchbald School of Design
en Londres.

En 1993, cuando al fin echó raíces, fundó Denise Webb Textiles convirtiéndose en la primera diseñadora en traer a Colombia una opción textil del más alto nivel de diseño y calidad a través de cinco representaciones europeas. Introdujo en Colombia el concepto del “showroom” de diseño, distinto del esquema tradicional de almacén en que permite darle al cliente una oferta muy extensa de producto por pedido personalizado.


En el trayecto de su carrera profesional, Denise a liderado y participado, con otros diseñadores y arquitectos, en proyectos tanto residenciales como comerciales en Colombia y en el exterior.

FILOSOFÍA

El éxito en el diseño para Denise Webb radica en la habilidad de conectarse con el cliente, dice que los espacios deben reflejar las vivencias, las pasiones y el punto de vista de quien lo ocupa y utiliza. Para lograr esto Denise cree en escuchar detenidamente al cliente. El diseño y la decoración fracasan si no son personales; Barclay Butera, diseñador estadounidense, piensa que el diseño es la manera de presentarle al mundo su estilo de vida.

Denise agrega que “veo el diseño como un canal para proyectar un sentido de sitio: mi sitio en el mundo, en mi comunidad, en mi familia”. Sus ancestros del sur de los Estados Unidos la hacen parcial a los ambientes acogedores y cómodos, espacios con elegancia casual. Denise nos cuenta que el estilo sureño es basado en un fuerte sentido de arraigo, en un vivir agraciado, en la hospitalidad, en una pasión por el hogar y un profundo respeto por el pasado.

La diseñadora cree en la mezcla de viejo y nuevo: “El pasado es mi ancla, mi polo a tierra, pero el futuro es lo que me impulsa hacia adelante, a crecer.” Ella cree en la recuperación de los elementos tradicionales reinventados, reinterpretados para la vida moderna. El filosofo Carl Sandberg decía que el pasado se mezcla con el presente para crear un futuro que perdurara en fortaleza y belleza. Denise aprecia en el diseño la perdurabilidad, la atemporalidad y la excelencia en la calidad. 

Los vehículos que utiliza Denise para crear ambientes y aconsejar a sus clientes son aquellos que despiertan en ella una gran pasión: el color, la luz, y la textura.

Los contrastes creados entre estos tres elementos deben generar una energía balanceada que genere una sensación de bienestar. “A mi me gustan los colores que disparan emociones en las personas, colores que evocan estados de ánimo y reviven los sentidos” dice Denise.